Muchos emprendedores hicieron historia gracias a sus grandes ideas, pero, ¿acaso sabes qué esconden detrás?

El concepto del emprendimiento consiste en el proceso de diseñar, lanzar y administra un nuevo negocio, que a partir de una idea original e innovadora, se comienza a desarrollar desde una empresa emergente.

Para muchos, el emprendimiento es considerado como un arte en el mundo de los negocios. Esta competencia engloba un conjunto de habilidades y destrezas donde podemos encontrar la creatividad, el liderazgo, el trabajo en equipo, la innovación.

Muchos han sido los emprendedores que han hecho historia, pero ¿Qué esconden detrás de sus populares hazañas?

Las historias más curiosas de los emprendedores más famosos

Muchos de los más grandes empresarios que conocemos hoy en día, también tienen un pasado humilde. Estos, han sabido sacar provecho a sus conocimientos y meterse de lleno en el mundo de los negocios.

Por ejemplo, Amancio Ortega, pasó de trabajar como repartidor en una tienda de confecciones a ser el creador de Inditex, uno de los mayores imperios empresariales.

En un principio, cuando abrió su primera tienda Zara, sobre todo vendía discos y libros. Sin embargo, vio que en ese mercado no tenía nada qué hacer, ya que existían los míticos almacenes Barros. Pasó a la venta de ropa, donde alcanzó su mayor éxito.

Otro caso curioso es el de Mohamed Yunus, creador del Grameen Bank. De camino diario a su trabajo en la Universidad de Chittagong, ubicada en Bangladesh, se le ocurrió la famosa idea de los microcréditos. Prestó 27 dólares a un grupo de 42 mujeres para que estas emprendieran un negocio, así surgió el banco de los pobres.

Por otro lado, nos encontramos con personajes más peculiares, como fue el empresario dedicado al petróleo, Paul Getty. Fue uno de los hombres más ricos del mundo, y así vez, una persona muy tacaña: por ejemplo, hizo instalar en su mansión teléfonos de moneda para quien quisiera usarlos, debía pagar.

Otros, como José Manuel Lara, aprovechaban de forma extraña su experiencia para sacar provecho de sus negocios. Este, fundador de la editorial Planeta, estaba al tanto de la soberbia que podía nacer entre autores. Por lo tanto, confundía de manera intencionada los nombres de la plantilla en nómina, y así rebajar el ego. Para que os hagáis una idea, a Camilo José Cela le llamaba Torrente Ballester, y a este, Lázaro Carreter. Estos se enojaban.

Otro dato llamativo, fueron los comienzos de Henry Ford, quién llevó sus métodos de producción al extremo. Con su producción en cadena, este revolucionó la industria del automóvil, siendo el modelo T el primer coche que fabricó. Sin embargo, todos los Ford T que fabricaba eran negros, algo con lo que el empresario presumía: «Pídame el color que quieras con tal de que sea negro».

Las ideas más fantásticas

Pocos han sido los afortunados que se han llenados los bolsillos con sus ideas: algunas muy sorprendentes y otras muy simples, pero siempre, marcando un antes y un después en  nuestro día a día.

Earle Dickson, quien era trabajador de Johnson & Johnson, quiso liberar a su mujer de los incómodos vendajes que utilizaba para los cortes que se hacia cocinando. De esta manera, se le ocurrió aplicar un parche de gasa a un esparadrapo, y así es como inventó las tiritas, que registró en 1971 como Bandaid.

Cuando hablamos de Apple, siempre se nos aparece en la cabeza el nombre de Steve Jobs. En cambio, fue Jef Raskin uno de los personajes clave para la historia de la marca. Raskin, quien fue matemático, músico y compositor, creó en 1979 el Macintosh. Raskin bautizó su propia obra y llamó Macintosh, ya que trabajaba en Apple y era una de su variedad de manzana favorita.

Williman S.Harley y Arthut Davidson crearon su famosa moto Harley Davidson desde un cobertizo. Gracias a la ayuda de uno de los hermanos de Davidson y algunos de sus amigos, fueron capaces de darle forma a una de la moto más famosas del mundo. Como dato curioso, el carburante del primer modelo de Harley era una lata de tomate.

¿Sabías qué puede conseguir la eternidad por menos de 6.000 euros? Esto es posible gracias a la creación de los diamantes eternos de René Andrée. A este emprendedor se le ocurrió compactar la cenizas de los muertos para que los seres queridos pudieran convertirse en un diamante para siempre, ya que los diamantes son carbono cristalizado, y el cuerpo humano esta compuesto de un 20% de carbono.

Curiosidades de la Bolsa

Son tantos los conceptos que conformas la Bolsa, que el origen de muchos de estos nos pueden llegar a sorprender, así como la relación que tienen con nuestras vida cotidiana.

Por ejemplo, la correlación que estudió el economista George Taylor entre la evolución de la Bolsa y la longitud de las faldas. Según su teoría, en momentos de crisis bursátiles, las faldas tienden a alargarse para ahorrar en medios.

En la Bolsa, el toro y el oso, son los símbolos principales de los mercados financieros. El toro, simboliza el mercado alcista, ya que este animal embiste de abajo a arriba; y por otro lado, el oso, simboliza el mercado bajista, ya que este ataca de arriba a abajo. Sin embargo, otro creen que la relación de estos términos nace de los respectivos perfiles de los dos animales.

Por otro lado, los interesados en los mercados financieros califican octubre como un mes negro para la Bolsa. En octubre fue el crack del 29 y el crash 87. Sin embargo, expertos como Mark Twain, decían que «octubre es un mes particularmente peligroso en Bolsa. Los otros son julio, enero, septiembre, abril, noviembre, mayo, marzo, junio, diciembre, agosto y febrero».

El arte como oportunidad de negocio

Son innumerables los artistas que han llegado al éxito, pero no todos han tenido un comienzo relativamente sencillo.

Los Beatles, son el grupo que más disco ha vendido en la historia de la música. Eso sí, este grupo de Liverpool fue rechazado por muchas discográficas en su comienzo. En su momento, consiguieron dos pruebas: una con DECCA, quienes pensaban que los grupos e guitarristas no tendrían éxito, y otra con EMI, los cuales fueron más listos y apostaron por ellos.

En el caso del pato Donald, este antes solo era un simple voz de un personaje radiofónico llamado Clarence NashWalt Disney, escudo su voz y no la dejo escapar: lo contrató y encargo a sus dibujantes que crearan un personaje acorde a la voz.

Marlyn Monroe, cuyo nombre original es Norma Jean, trabajaba por 125 dólares a la semana como figurante para Ben Lyon, jefe de reparto de la 20th Century Fox. No supieron ver el potencial de la actriz en su momento, y cuando se dieron cuenta, tuvieron que pagarle ocho millones de dólares por siete películas.